UncategorizedNutrición infantil

octubre 1, 2019dm0
Nutrición infantil

La nutrición infantil es un aspecto muy importante de esta etapa de la vida al ser la época en la que los niños adquieren un hábito alimentario, el cual será muy complicado de cambiar en las edades posteriores. Además, la buena ingesta de nutrientes en estas edades tiene un impacto en el crecimiento, en la salud metal, emocional y el bienestar de los pequeños.

En primer lugar, debemos aclarar que la nutrición infantil está dividida en dos etapas: la preescolar (desde el primer año de vida hasta los 6 años) y la escolar (que corresponde desde los 6 hasta los 10 años). En estas edades existe un incremento del peso/altura en términos absolutos y, para que haya un buen control del crecimiento, tiene que haber un balance equilibrado entre la ingesta y el gasto energético, éste último se calcula en función del peso corporal del niño.

Por otro lado, es imprescindible conseguir una correcta educación nutricional en la población en general debido a que los niños imitan las costumbres del entorno, por lo tanto, en la mejora de sus hábitos nutricionales participan tanto los padres, como el colegio, abuelos, amigos, etc. Sin embargo, la nutrición en la infancia es responsabilidad de los pediatras al ser los especialistas más idóneos para desarrollar y establecer estrategias para una buena salud.

Asimismo, mientras la alimentación de los bebés suele estar relacionada con la leche  (materna o combinada), alrededor de los 6 meses, éstos ya están listos para ingerir alimentos sólidos como el cereal, verduras y frutas colados y puré de carne. En cambio, los niños pequeños y de edad preescolar, aunque ya pueden comer de todo, deberían tener una alimentación basada principalmente en calcio y fibra. Por último, cuando ya van a la escuela primaria, algunos niños dejan de consumir carne al entender de dónde vienen, y aumenta su apetito de carbohidratos, grasas y sodio, que de todas formas tendrán que tomar con moderación.

Finalmente, algunas recomendaciones a seguir es que el niño debe ingerir una dieta variada con todos los alimentos de cada grupo; y diversa también en tipos de platos, sabores, texturas y consistencia. También, es importante que no se salte ninguna de las comidas del día, en especial el desayuno, y aumentar el consumo de cereales, verduras, hortalizas, huevos y pescado para reducir la de carnes y derivados, sal y grasas saturadas.

dm

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado. Las opiniones son moderadas antes de publicarse. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar

Búsqueda rápida en restaurantesdemallorca.com

Restaurantes de Mallorca

Tags

Buscar

Búsqueda rápida en restaurantesdemallorca.com

Explora

Restaurantes de Mallorca

Tags